• ¿Qué son los derivados de las criptomonedas?

    Un derivado es simplemente un contrato entre dos o mas partes del que deriva (de ahí “derivados”) el valor de un activo subyacente, en este caso, las criptomonedas. En concreto, se trata de un acuerdo de compra-venta de un activo en particular, ya sean acciones o criptomonedas, a un precio predeterminado en un momento concreto en el futuro.

    Los derivados no tienen un valor intrínseco o directo. El valor de un contrato derivado está basado solo en los movimientos del precio esperados en el futuro para de la criptomoneda subyacente.

    Esos son los tres tipos mas comunes de productos derivados

    • Swaps: un swap es un acuerdo entre dos partes que intercambian flujos de efectivo en el futuro, normalmente basándose en instrumentos que conllevan intereses, como prestamos, bonos o pagarés, como activos subyacentes. Los intereses de swap son la forma de swap más común. Conllevan un intercambio de un flujo futuro de pagos de interés fijos contra flujos de pagos de tasas flotantes entre dos partes contrarias.

    • Futuros: un contrato en el que el comprador tiene la obligación de comprar un activo o un vendedor la obligación de vender un activo (como materias primas) a un precio fijo y a un precio futuro predeterminado.

    • Opciones: un contrato financiero en el que un comprador tiene el derecho (y no la obligación) de comprar un activo o un vendedor de vender un activo a un precio predeterminado en un lapso de tiempo concreto.

    Dado que el mercado de los derivados de las criptomonedas es aun prematuro, el publico solo puede disponer de unos pocos derivados. Los derivados mas comunes de las criptomonedas son los futuros y las opciones de bitcoin, ya que bitcoin controla más del 50% de la capitalización total del mercado de las criptomonedas, convirtiéndolo en la divisa más importante y más intercambiada del mundo.

    3 Razones para operar con derivados

    1. Mitigar el riesgo de la volatilidad de precios

    La razón más fundamental por la que los derivados existen es para reducir riesgos para los individuos y empresas y para protegerse de cualquier volatilidad en el precio de los activos subyacentes. He aquí un excelente ejemplo de cómo los derivado pueden usarse para mitigar riesgos.

    Supón que has decidido suscribirte a una revista de coches deportivos para mantenerte al día acerca de los mejores coches. Como tomador del servicio, se establece un acuerdo con la editorial que te permite obtener un número concreto de revistas a un precio mensual fijo por un año. Esto se asemeja a los contratos de futuro, en los que especificas el precio exacto que pagarás y exactamente el servicio que recibirás a lo largo del periodo de un año.

    En otras palabras, te aseguras que vas a recibir una revista al mes durante un año, sabiendo el precio fijado que vas a pagar, incluso si el precio de la televisión por cable sube a lo largo de ese año. Aceptando este contrato, reduces el riesgo de tener que pagar un precio mayor en un determinado mes a lo largo del año. ¡Es fantástico!

    Otro buen ejemplo que me gustaría compartir es el de los agricultores de plátanos que tratan de asegurarse de que los costes no superarán el presupuesto y de proyectar las ventas y beneficios para la producción de grano de la temporada siguiente. Dado que el precio del arroz fluctúa diariamente dependiendo de las condiciones de mercado, el agricultor de plátanos puede protegerse de la volatilidad de las fluctuaciones del precio diario asegurando un contrato a futuros que asegura el precio al que será vendido en el mercado en el futuro próximo. Asimismo, las compañías pueden usar también los derivados para reducir el riesgo de fluctuaciones de precio. Una panadería tratando de comprar de un agricultor tendría que usar un contrato para asegurar el precio de la harina de trigo durante el año. Esto garantiza que la compañía podrá proyectar a un año vista y protegerse contra las fluctuaciones del precio de los plátanos.

    2. Hedging, o cobertura

    Los inversores pueden usar también derivados para proteger sus inversiones del portafolio. Esto también se denomina “hedging”, que implica tomar acciones para compensar las potenciales pérdidas. Los derivados son una técnica esencial de gestión de riesgos tanto para instituciones como para inversores. El concepto de cobertura es similar al de poseer un seguro para tu portafolio. He aquí un ejemplo que ilustra una situación de cobertura:

    Supón que eres alcista con Alibaba (BABA), y tienes una cantidad importante de acciones en BABA. Sin embargo, estás corriendo un riesgo significativo. Si la economía de Estados Unidos sufriera de un shock del sistema o de una situación desventajosa, puedes estar seguro de que el precio de las acciones en BABA bajarían y tu capital se vería reducido. Puedes usar derivados, en forma de contratos de opciones, para reducir el riesgo total de tu inversión. Usando un tipo de opción llamado “put options”, puedes sacar provecho de tus opciones de contrato ya que su valor se incrementará cuando el precio del activo subyacente (en este caso, acciones de BABA) decrezca.

    Una vez dicho esto, si posees acciones de BABA y te preocupa que circunstancias imprevistas puedan impactar negativamente tu portafolio, puedes comprar derivados para proteger tus inversiones y compensar tus potenciales pérdidas. Aunque el valor principal de tus inversiones en BABA decrezcan, el incremento del valor de tus derivados de put options se compensará con las pérdidas totales. Dependiendo de varios factores, como la experiencia en derivados, un inversor o trader puede ser beneficioso en cualquier situación, ya sea un mercado alcista o bajista.

    La Cobertura podría ahorrarte potenciales dolores de cabeza o preocupaciones que puedas encontrarte en tu viaje de inversiones. Tener un seguro al usar derivados te permitirá gestionar bien tus riesgos y, ante todo, ¡poder comer y dormir bien!

    3. Anticipación

    Los traders ofrecen usar apalancamiento para especular con los precios de las criptomonedas, con la intención de beneficiarse de los cambios de precio de las criptomonedas subyacentes. Por ejemplo, un trader puede intentar beneficiarse de una bajada de precios general anticipada “acortando” la moneda. Vender corto hace referencia al acto de pujar en contra del precio de seguridad. Especular esta considerado como algo realmente desaconsejable porque inyecta un mayor índice de volatilidad en el mercado en general.

    Tradicionalmente, una de las maneras de beneficiarse de las criptomonedas, o de cualquier otro instrumento en este caso, es comprar una moneda a un precio bajo y luego revenderlo a un precio mayor. Sin embargo, esto solo se puede hacer en un mercado alcista o cuando el mercado está en alza. Operar en corto es una manera de sacar beneficio de un mercado bajista o cuando el mercado está a la baja.

    La manera más sencilla de “vender en corto” es tomar prestado un valor del un tercero (alguien que opere con valores o bróker) y venderlo inmediatamente al mercado, siempre que esperes una caída en los precios. Puedes volver al mercado una vez los precios hayan caído y puedas comprar de vuelta la misma cantidad de valores que hubieses vendido inicialmente. Así que configura tu cuenta con terceros. En este caso, podrás beneficiarte de la venta inicial de los valores a su precio más bajo de reembolso.

    Una solución mas simple es la de usar contratos de derivados porque son mucho mas baratos y “rentables”. Si alguien piensa que los precios de las criptomonedas nos insostenibles o que pronto caerán, esta persona deberá vender los contratos de derivados en un mercado abierto a quienquiera que piense lo contrato (o sea, que el mercado va a estar en alza).

    ¿Qué son las opciones en bitcoin?

    Las opciones son derivados financieros que dan al tenedor el derecho, que no la obligación, de comprar o vender un activo a un precio concreto en una fecha futura predefinida.

    Las opciones son particularmente comunes en los mercados de divisas y materias primas, pero también puedes comprar opciones sobre otros instrumentos financieros como acciones, índices, y por supuesto, bitcoins.

    ¿Por qué operar con opciones de bitcoin?

    Hay dos razones por las que operar con opciones de bitcoin: especular y cubrir. Si quieres especular sobre el precio de bitcoins hasta 10000$ durante los próximos tres meses, puedes o bien comprar bitcoin (BTC) y guardarlos durante tres meses o bien comprar opciones de bitcoin, por una pequeña comisión, por un precio de ejercicio de 10000$, y una madurez de tres meses. Comprando opciones de bitcoin apuestas por que el precio del bitcoin sobrepasará los 10000$ y estarás en una posición con valor intrínseco con respecto a esta oferta cuando el precio sea mayor que el precio de ejercicio de 10000$.

    Solo tendrás que pagar un precio mínimo para opciones de bitcoin. Por tanto, puedes comprar un gran número de opciones para generar grandes ganancias en caso de que las opciones tengan un valor intrínseco. Si las opciones caducan “sin valor intrínseco” (por debajo del precio de ejercicio 10000$), perderás todo el dinero invertido.

    Puedes usar también opciones en bitcoin para cubrir tu portafolio digital de activos. Esta es la manera en la que los inversores profesionales usan las opciones en bitcoin.

    Para cubrir tu portafolio digital de activos con opciones de bitcoin, puedes, por ejemplo, comprar una put option de bitcoin con un precio de ejercicio de 3750$ (un 25% más bajo que el precio de BTC actual), y una fecha limite de seis meses. Si el precio de bitcoin cae más de un 25% , algo que tendría como resultado una caída de más de un 25% de tu portafolio digital de activos, estarías parcialmente protegido contra mayores pérdidas porque tus opciones tendrían valor intrínseco para compensar la caída del valor de tu portafolio.

    Serás tú el que tenga que decidir el coeficiente de cobertura, que determinará la porción del portafolio que estará cubierto en caso de que el mercado cambie de tendencia. Si eliges una cobertura con una relación de 1, querrá decir que tu portafolio estará totalmente cubierto si el mercado se corrige. Sin embargo, te costará más porque tendrás que comprar más opciones. Como resultado, el precio de las opciones se verá reducido por las potenciales ganancias si el mercado se recupera y las opciones expiran.

    ¿Por qué puede BaseFEX ofrecerte trading con derivados de criptomonedas?

    BaseFEX es la única plataforma de intercambio de derivados de criptomonedas que pone a los traders primero. Ofrecemos las comisiones de trading más bajas del mundo, la seguridad verificada más alta, soporte técnico 24/7 y un apalancamiento de hasta 100x – todo sin CTC. Puedes operar con futuros en BTC, ETH, XRP, BCH, LTC, EOS y BNB con contratos perpetuos.

    Descubre qué es lo que diferencia a BaseFEX.

  • ---